miércoles, 26 de febrero de 2014

Cous-cous con salteado de champiñones al ajillo

Llevo mucho tiempo queriendo probar el cous-cous. Después de comprarlo y tenerlo en casa tres semanas dándole vueltas para hacerlo, por fin, me decidí a probarlo y, sinceramente, ojalá lo hubiera echo antes. 

Existen muchas variantes de acompañamiento pero esta vez, como fue la primera, quise acompañarlo de algo rápido y sencilla (¡vamos para no complicarme la vida!). 

Pues aquí os dejo la receta y, a los indecisos, probarlo, os sorprenderá...





¡Espero que os guste!






¿CÓMO SE HACE?


1. Lo primero que haremos es el cous-cous (según las indicaciones del fabricante). Se ponen 125 ml de agua en un cazo con unas gotas de aceite de oliva y un poco de sal al fuego hasta que empiece a hervir.


2. Cuando el agua esté hirviendo retiramos del fuego y añadimos los 125 gramos de cous-cous. 


3. Removemos y dejamos reposar unos 3 minutos. 

4. Volvemos a llevarlo a fuego durante unos 3 minutos más (fuego bajo) añadiendo unas gotas más de aceite y removiendo bien durante estos tres minutos para que no se pegue. 

5. Retiramos del fuego y reservamos.



6. En un sartén ponemos unas gotas de aceite y añadimos los dientes de ajo picados. Esperamos a que se doren.

7. Añadimos los champiñones y las lonchas de pechuga picadas (la pechuga es opcional).






8. Añadimos el huevo y removemos hasta que esté todo cuajado. 

9. Espolvorear un poco de perejil por encima y retirar del fuego.




10. Ya sólo nos queda servir nuestro cous-cous con el revuelto y ¡listo para comer!

¿Qué os ha parecido? ¿os animáis? ¡Contadme vuestra experiencia! Un saludo


El Rico Paladar

Publicar un comentario