domingo, 27 de octubre de 2013

Tallarines al queso con crujiente de cebolla

Acompañar un plato de pasta no suele ser algo complicado y, además, al tratarse de un ingrediente tan básico, existen muchísimas formas de combinación aptas para todos los paladares (incluso para los más exigentes).

En esta ocasión os traigo un plato sencillo y de muy rápida elaboración, puesto que el tiempo invertido es únicamente el tiempo de cocción necesario para dejar la pasta en su punto. 


A la boca destaca la cremosidad del queso fundido con el inesperado crujiente aportado por la cebolla...¡Vamos, toda una delicia!







¿CÓMO SE HACE?

1. Ponemos un cazo con agua y sal al fuego. 

2. Cuando el agua esté hirviendo, añadimos los tallarines y los dejamos el tiempo que recomiende el fabricante (en mi caso fueron 10 minutos). Los removemos de vez en cuando para que no se peguen. 

3. Mientras se hacen los tallarines, picamos las dos lonchas de queso en bandas pequeñas. 

4. Sacamos los tallarines del fuego, escurrimos, los emplatamos y como están calientes, añadimos las bandas de queso y esperamos a que éste se derrita. 

5. Cuando esté derretido, le añadimos cebolla frita (al gusto) y decoramos con un poco de perejil. 

No me digáis que no es un plato fácil, sencillo y diferente...¡Espero que os guste!




El Rico Paladar




Publicar un comentario