viernes, 22 de agosto de 2014

Ensalada fría de garbanzos

La receta de hoy es una “receta express”. Una receta para esos días en los que no te apetece comer cualquier cosa pero tampoco tienes muchas ganas de meterte horas en la cocina haciendo algo o, como fue el caso, pasando un calor horrible.

Los garbanzos que usé son de los que vienen envasados ya cocidos y a los que sólo tenemos que lavarlos para quitarles ese sabor que le aporta el líquido que vienen.

El sabor resultante de los garbanzos es el mismo que el que conseguimos haciendo los garbanzos, la única diferencia, es el tiempo invertido, ya que no es lo mismo abrir la lata, desechar el líquido en el que vienen los garbanzos, lavarlos con abundante agua y servirlos que tener los garbanzos en remojo y luego cocinarlos durante un montón de tiempo para que queden en su punto.


Pues bien, como veis, se trata de una receta sencilla, sin complicaciones y muy fácil de hacer. ¿Listos para empezar?





1. Abrimos el envase de los garbanzos, desechamos el líquido y lavamos bien en agua fría nuestros garbanzos para eliminar cualquier resto del líquido.

2. En un cazo con agua hirviendo ponemos un huevo a cocer.

3. Mientras el huevo se hace y los garbanzos están en agua, en un bol incorporamos los demás ingredientes: picamos en rodajas las aceitunas, vertemos el maíz, la cebolla frita y la lata de atún previamente escurrida.

4. Ahora, vertemos los garbanzos.

5. Pelamos el huevo y lo picamos.

6. Agregamos dos cucharadas de salsa de yogur. Yo usé la que viene ya hecha, pero siempre podéis hacerla casera o añadir otro tipo de salsa.


7. Removemos todo bien y…¡listo para comer!







El Rico Paladar

Publicar un comentario