miércoles, 13 de agosto de 2014

Calabacines rellenos al horno

Ya os lo adelantaba por Instagram, si es que no me podía resistir a enseñaros las fotos de estos deliciosos calabacines, el contraste de colores que tienen y el increíble olor que van dejando en la cocina conforme los vas haciendo…

Como con todo, el relleno varía porque, como ya os he dicho en numerosas ocasiones, el todo es combinar ingredientes a vuestro gusto para obtener un resultado más personal y apetecible aunque también es verdad que a veces, es necesario experimentar con cosas nuevas e ir descubriendo nuevos sabores, texturas…


Bueno pues la receta es muy sencilla y es una forma diferente, divertida y vistosa de comer verduras. 







¿CÓMO SE HACEN?

1. Precalentamos el horno a 180ºC

2. Ponemos unas gotas de aceite en un sartén


3. Vertemos en el sartén el tomate, la cebolla y los pimientos (todo ello previamente picado en cuadrados pequeños). Yo usé la cebolla y los pimientos congelados. 


4. Agregamos sal, pimienta negra y ajo en polvo (al gusto). 




PASO OPCIONAL: si queréis que los calabacines os queden más tiernos, podéis introducirlos en un cazo con agua hirviendo durante dos minutos antes de vaciarlos. Yo no hice este paso.

5. Lavamos y les cortamos la parte de arriba, reservando esa parte para después “tapar” los calabacines.



6. Con ayuda de una cuchara, vaciamos los calabacines dejando una fina capa dentro.


7. Agregamos los trozos de jamón o pavo en tacos cuando veamos que la cebolla empieza a dorarse.



8. Vertemos la leche y removemos. 




9. Agregamos 1 cucharada de Maizena para que se integre más la mezcla. Si queréis que quede más compacto agregad un poco más de Maizena y si no queréis ponerle nada sino simplemente la verdura no le añadimos ni la leche ni la Maizena.




10. Rellenamos los bubangos



11. Espolvoreamos queso rallado por encima. 


12. Agregamos el sésamo (al gusto)




 13. Los llevamos al horno durante 20 minutos a 160-170ºC


14. ¡Listos para comer! No me digáis que no tienen una pinta deliciosa...¿Queréis un trocito?












El Rico Paladar













Publicar un comentario