martes, 29 de julio de 2014

Almendrado de pollo

¡Me encanta el pollo! Es fácil de hacer en todas sus vertientes, existen infinidad de recetas para hacer con él, tiene un buen precio, es una carne saludable… en fin, nos saca de un apuro en cualquier momento sin necesidad de estrujarnos mucho la cabeza pensando en el típico “¿qué hago de comer?”.

Hoy os dejo por aquí una de las muchas maneras existentes de cocinarlo. Se trata de un almendrado de pollo, caracterizado por su crujiente cobertura y su blando interior. Además, yo lo acompañé con salsa agridulce (comprada) buscando esa diferencia de sabores entre los “salado” y lo “agridulce”.


El resultado es exquisito, así que os animo a que probéis hacerlo, ¡seguro que repetiréis!






¿CÓMO SE HACE?

1. Ponemos en diferentes platos los dos huevos batidos, la harina de maíz y las almendras laminadas. 


2. Pasamos las pechugas por el huevo



3. Ahora las pasamos por la harina de maíz.


4. Otra vez por el huevo...

 

5. Y, por último, lo pasamos por las almendras laminadas. 





6. Sólo nos queda llevar nuestros almendrados al sartén con un poco de aceite durante unos 5 minutos hasta que las pechugas estén echas. 

7. Servirlas y... ¡A comer!


Sugerencia de degustación: acompañad estos deliciosos almendrados de pollo con salsa agridulce. La mezcla de sabores resultantes os encantará. 
RECORDAD: puedes seguirnos a través de las redes sociales Instagram, Twitter, Facebook, Google + y
Pinterest “El Rico Paladar” y también puedes suscribirte en el blog si quieres ser el primero en enterarte de las nuevas recetas publicadas.

Además, ante cualquier duda, sugerencia, petición o comentario recordad que aquí debajo podéis escribir, El Rico Paladar estará encantado de responderte. Gracias 






El Rico Paladar






Publicar un comentario